Cómo funcionan los paneles solares

Instalar paneles solares en tu domicilio te permitirá generar energía eléctrica. Al contrario de lo que puedas pensar, el funcionamiento de las placas solares es muy simple: la celda fotovoltaica transforma la luz solar en energía eléctrica gracias a la energía energía fotoeléctrica.

Foto de Álvaro Ramos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Última actualización: 13.06.2022

Para entender bien el funcionamiento de los paneles solares, es muy útil saber de qué elementos están compuestos.

Las instalaciones de energía solar están formadas por los siguientes elementos: los paneles solares, el inversor de voltaje, el sistema de monitorización y, en algunos casos, las baterías fotovoltaicas.

  • Placas solares: son estructuras rectangulares que están recubiertas de un plástico conocido como EVA, un tipo de polietileno muy resistente que filtra la luz pero puede aguantar condiciones climatológicas extremas. Cada panel fotovoltaico está compuesto por unas 60 células solares, que son pequeñas unidades (de unos 10 centímetros de diámetro) que transforman la energía solar en energía eléctrica. Esto se produce mediante el efecto fotovoltaico. Así pues, una célula solar puede generar una corriente eléctrica en un circuito cerrado utilizando como fuente primaria de energía la radiación solar.
  • Inversor de voltaje: gracias a las células solares que componen las placas fotovoltaicas podemos aprovechar la luz solar para producir electricidad. Sin embargo, esa energía que se produce es de corriente continua, y para el consumo eléctrico estándar de una vivienda o de una empresa necesitamos energía de corriente alterna. Es ahí donde resulta imprescindible que un inversor de voltaje cambie su dirección para transformarla en electricidad que puedan utilizar los electrodomésticos.
  • Sistema de monitorización: permite conocer en detalle el consumo en tiempo real. Su tecnología te permitirá además saber qué energía genera tu instalación, cómo optimizarla y cuál es el estado de las placas fotovoltaicas.
  • Baterías fotovoltaicas: es importante tener en cuenta su función dado que permiten almacenar la energía que no utilizamos en el momento. Aún así, no todos los proveedores ofrecen esta posibilidad en sus instalaciones por el aumento del coste total.

Compara precios para instalar paneles solares

Vivienda apta para energía solar

Si quieres instalar paneles solares en tu casa, deberás tener en cuenta dos aspectos fundamentales: las condiciones de tu tejado y la normativa vigente.

En el primer punto, la orientación de tu tejado será fundamental. La idónea es orientación sur, porque las placas fotovoltaicas recibirán más horas de luz y la energía que puedas generar será óptima. Sin embargo, también es posible instalar paneles solares en orientaciones este y oeste dependiendo de si tu consumo se concentra durante las mañanas o por las tardes.

Por otro lado, si el tejado en el que quieres instalar las placas solares tiene solo orientación norte, no es recomendable optar por la energía solar. Asimismo, es importante asegurarse de que, aunque tengas una de las orientaciones recomendadas, no haya sombras que interfieran en el área de las placas fotovoltaicas. También puedes optar por colocar paneles en el suelo, aunque no es la opción más recomendable, algunas instalaciones lo requieren y cambian la configuración de la oferta.

Respecto a la regulación vigente, es importante que te asegures de que cumpla con todos los requisitos tanto a nivel urbanístico como energético. Si cuentas con el servicio de instaladores de paneles solares, te ayudarán a gestionar los trámites necesarios para informarse sobre la regulación que aplica, solicitar una licencia de obra y certificar la instalación energética. Esto facilitará y agilizará todos el procesos de instalación de paneles solares.

¿Qué pasa si genero más energía de la que consumo?

Si estás conectado a la red eléctrica, podrás vender el excedente de energía que produce tu hogar. Para poder vender ese excedente, tendrás que solicitar una tarifa de luz con la venta de excedentes habilitada, de este modo podrás adquirir y vender energía eléctrica en cualquier momento del día y sin ningún coste añadido.

Si generas más energía de la que consumes, las compensaciones por los excedentes te permitirán amortizar antes tu instalación de paneles solares. Para un consumo medio de un hogar que utiliza energía solar, se estima un tiempo de amortización media que oscila entre los 5 y los 10 años. Sin embargo, esta estimación cambia por completo si la instalación cuenta con baterías, ya que tienen un gran coste y no permiten vender ese excedente a la red eléctrica.

Si no generas más energía de la que consumes, será importante que estés conectado a la red, así podrás hacer uso de la electricidad que necesites utilizar más allá de la que produzcas.

Recibe ofertas de placas solares